Figuras retóricas aplicadas en el diseño gráfico

La retórica se remonta al discurso de persuasión discursivo y tuvo su origen en Grecia, con Aristóteles en el 350 a.C. Se contempla que la argumentación a favor o en contra de su utilidad o inconveniencia de determinada cosa, era necesaria la técnica de encontrar qué decir al respecto, o sea, argumentando; así como expresar esas ideas.

Más adelante, la retórica resurge en el campo visual y así beneficiando la efectividad de la comunicación. De esta manera cumple su objetivo que es el de desviar una transgresión conceptual o formal producida en un enunciado con el objeto de que el receptor lea una significación más allá de lo literal.

Conoce cuáles son las figuras retóricas más utilizadas:

 

Abismo:

La imagen se reproduce en sí misma.

Acumulación:

Repetición del mismo objeto.

Alegoría:

Representación en la que las cosas tienen un significado simbólico.

Aliteración:

Repetición de sonidos semejantes con cierta intencionalidad.

Anáfora:

Repetición de las mismas palabras al inicio de 2 ó más períodos.

Antítesis

Confrontación de compuestos por contraste.

Asíndeton:

Prescindir de conjugaciones en una enumeración.

Blanco:

Supresión parcial de la totalidad.

Comparación:

Analogía. Presentación de igualdades o semejanzas de 2 objetos, personas o situaciones.

Composición:

Formación de nuevas palabras a partir de la reunión de 2 ó más en una sola.

Connotación:

El significado que se pretende no se indica de forma clara y en su lugar se transmite a través de medios encubiertos, indirectos.

Derivación:

Formación de palabras mediante adición o supresión de sufijos.

Doble sentido:

También se le dice Dilogía. Una palabra o sintagma usados en dos sentidos.

Elipsis:

Se omiten voluntariamente elementos de la oración que se sobreentienden por el contexto.

Enumeración:

Figura de pensamiento que consiste en presentar una serie de objetos, circunstancias o cualidades relativas a un mismo concepto o idea.

Epífora:

Repetición de las mismas palabras 2 ó más períodos.

Etopeya:

Describe los rasgos psicológicos, costumbres o morales de una persona.

Eufemismo:

Utilización de una forma comparativamente más leve o menos abrasiva de una descripción negativa en vez de su forma original, de forma poco comprensiva.

Gradación:

Los elementos crecen o disminuyen.

Hipérbaton:

Se juega con la colocación regular de palabras y frases, y crea una frase estructurada de manera diferente para transmitir el mismo significado.

Hipérbole:

Consiste en exagerar de sobremanera una cualidad.

Imagen:

Se utilizan palabras y frases para crear “imágenes mentales”.

Interrogación:

Se realiza una pregunta sin esperar respuesta alguna, con el fin de despertar el interés y sobre todo dar énfasis.

Ironía:

Consiste en dar a conocer lo contrario de lo que se dice, se relaciona con humor y generalmente parece incongruente.

Juego de palabras:

Cualquier tipo de combinación expresiva en que se enfrentan 2 vocablos en un mismo contexto.

Litote:

Afirmación mediante la negación.

Metáfora:

Se trata de fusionar dos imágenes, aparentemente incompatibles para crear un simbolismo.

Metominia:

Sustitución de signos, la parte por el todo.

Onomatopeya:

Palabra que tiene sonidos que se asemejan a lo que significa.

Paradoja:

Ideas imposibles.

Paráfrasis:

Uso de una cita o un texto casi sin alteración.

Paralelismo:

Repetición en  2 ó más segmentos de una misma idea o estructura sintáctica.

Personificación:

Representación de una cosa en forma de persona, generalmente de un sentimiento o de otra cosa abstracta o inmaterial.

Pleonasmo:

Es una construcción lingüística errónea en la que se utilizan vocablos innecesarios para dar sentido a una oración.

Polisíndeton:

Repetición de una o varias conjunciones dentro de una misma frase o texto con el fin de dar más fuerza. Se usa para añadir un efecto dramático.

Prosopopeya:

Atribuir a los seres inanimados o abstractos características y cualidades propias de los seres animados, o a los seres irracionales actitudes propias de los seres racionales o en hacer hablar a personas muertas o ausentes.

Retrato:

Se muestran las cualidades tanto internas como externas de la persona de la que se habla. Es decir, la combinación de rasgos externos o (físicos) e internos o (psicológicos).

Sarcasmo:

Consiste en una ironía (dar a entender lo contrario) en la que se critica de manera ofensiva o despectiva.

Símbolo:

Contiene varios significados, a menudo ocultos a primera vista, y representa muchos otros aspectos y conceptos o características que las que son visibles sólo en la traducción literal.

Símil:

Establece una relación explícita entre un término real y uno alegórico o imaginario.

Sinécdoque:

Las partes por el todo.

Sinestesia:

Se refiere a la representación de una conexión de fuerte vínculo o enlace entre los diferentes sentidos.

32 Comments

  1. Muy bien Areusa, Me parecen imágenes vibrantes con colores muy vivos. Una galería de ensayos que nos ilustra a los que no sabemos de diseño, imagen y mercado publicitario. Las ideas llegan claramente en la mayoría de tus imágenes, otras si necesitan explicación pues sinceramente no conocía algunas palabras. Gracias, enriqueciste mi vocabulario y mi visión con tus imágenes.
    Saludos y enhorabuena por tu propuesta

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>